En verano nuestros caballos viven libremente en el campo y no en cuadras, esto es muy importante, si se sale a montar en grupos grandes. Los caballos están tranquilos porque así ya han podido sacar sus agresiones o intercambiar sus mimos y necesidades entre ellos mismos. Por el hecho, que están la gran parte del tiempo fuera a la naturaleza, casi nunca se asustan nuestros caballos, aunque haya que pasar entre coches y autobuses o caiga un trueno. En invierno la mayoría de nuestros caballos se van a un campo verde cerca de Santanyi, donde puedan gozar de su descanso de invierno. Algunos caballos se quedan en el rancho de invierno, donde también tienen bastante espacio libre y hierba verde.
 

Rancho Jaume
www.reiterferien-mallorca.com